Marisol Llaneza

Empezaré contando cual fue mi motivación para hacer este curso:

Soy maestra, docente y llevo ejerciendo hizo en septiembre del 2017. 38 años. Yo siempre he pensado que la enseñanza es vocacional, aún lo creo. Y vocación no me falta. Por eso nunca había contemplado la opción de llegar a estar “Quemada”. No sé si puede corresponderse con el  “Síndrome de la Rana hervida?. Bueno, pues así me sentí en Junio de 2017.

Sin embargo me quedan unos años más de vida laboral.  Había oído hablar de Coaching, de Inteligencia Emocional,  de PNL, había leído algo sobre ello. Y pensé que era buen momento para seguir investigando en esa dirección. Mi objetivo principal era conseguir ayuda para superar ese malestar, “cansancio de todo”, que sentía.  Un par de años antes había mirado un curso de Coaching, pero no me coincidían los horarios. Tampoco hay muchas oportunidades de hacer estas cosas, y más sin salir de Gijón. Tuve el programa en mis manos y me pareció muy interesante, largo, pero me pareció que introducía temas de trabajo, reflexión, autoconocimiento personal, y también temas de Educación.  Todo esto fue lo que me animó.

Casi ya al final del curso, tengo que decir que me está viniendo muy bien. La reflexión personal me está resultando muy beneficiosa y ayudando mucho. Cuando tú te sientes bien, es más fácil afrontar los inconvenientes del entorno. Creo que como docente me siento sometida a demasiadas presiones, el formar parte del ED, no ha hecho más que aumentarlas: las críticas constantes de las familias (que cualquier observación hecha a su hijo o sobre su hijo, la consideran como un ataque), los compañeros, la necesidad de innovar, el enseñar TIC (con lo difícil, que me resulta solamente usarlas).

El que seamos un grupo pequeño de 8 personas, favorece mucho, a veces pienso que es casi como hacer un proceso de coaching individual, por lo menos a mí me está ayudando enormemente, ya que soy de las personas que me intimidan las multitudes.

Los ponentes elegidos, hasta ahora me han parecido, muy buena gente, personas humildes y encantadoras, muy curiosas intelectualmente hablando y que les gusta compartir lo que van encontrando. Esto ayuda, porque a esta altura de mi vida ya me resulta difícil soportar a los  engreídos, prepotentes, que miran por encima del hombro.

Los temas que me han ayudado más han sido La Inteligencia Emocional, PNL, La Gamificación; aunque el que hayan sido lo más prácticos posible ha sido estupendo en todos los casos.

¿Cómo si no se podría soportar el encerrarse desde el viernes a las 16 a las 21 horas y el sábado de 9,30 a 14,30h durante 2 fines de semana al mes y durante 5 meses?.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies